Microorganismos II – Las bacterias

05/04/2022

Microorganismos II – Las bacterias

5 de abril de 2022

Las bacterias son microorganismos unicelulares procariotas. Es decir, no presentan un núcleo definido. Se reproducen por división simple y son los organismos vivos más abundantes y variados del planeta. Las bacterias son famosas por las enfermedades que causan, pero importantes por los beneficios que aportan. El estudio de estos microorganismos es amplio, complejo y no cabría en un solo artículo. Con esta publicación se pretende hacer una introducción muy general.

Clasificación según su forma

Las bacterias se pueden clasificar según la forma que presentan. Entre ellas, hay una amplia variedad y, a cada tipo, le corresponde un nombre característico:

  • Cocos. Son bacterias esféricas. Ejemplos de ellas son el neumococo, que causa neumonía.
  • Bacilos. En forma de barras o bastoncillos. Es la forma que tiene la bacteria de la tuberculosis, también llamada “bacilo de Koch”, en honor a su descubridor, Robert Koch.
  • Vibrios, con forma de comas. Sin ir más lejos, Vibrio cholerae, causante del cólera, pertenece a este grupo.
  • Espirilos y espiroquetas. Tienen forma de hélice y encontramos un miembro de este grupo en la bacteria causante de la enfermedad de Lyme, transmitida por garrapatas.

Tipos de nutrición bacteriana

Estos microorganismos pueden sobrevivir en todo tipo de hábitats, incluso en condiciones extremas. De hecho, a ese tipo de bacterias se las llama extremófilas. Esto se debe al amplio rango metabólico que abarcan. Esto significa que pueden extraer nutrientes y energía de muchas formas. Por ejemplo, según su manera de obtener energía, las bacterias pueden ser:

  • Aerobias: utilizan el oxígeno.
  • Anaerobias: utilizan otros compuestos para obtener energía.

También, según el tipo de materia de la que se alimentan, se clasifican en:

  • Autótrofas: se nutren de sustancias inorgánicas para transformarlas en sustancias orgánicas a través de procesos como la fotosíntesis (gracias a la luz) o la quimiosíntesis (gracias a una serie de reacciones químicas).
  • Heterótrofas: se alimentan de materia inorgánica orgánicas. Dentro de este grupo existen las bacterias patógenas, las cuales provocan enfermedades.

Enfermedades y beneficios

Las enfermedades bacterianas más frecuentes afectan al aparato respiratorio (faringitis, neumonía, tuberculosis) y digestivo (por las bacterias Campylobacter, Salmonella y Listeria). Su tratamiento se realiza con antibióticos, que se clasifican en bactericidas (matan bacterias) o bacteriostáticos (detienen el crecimiento bacteriano).

Sin embargo, contra lo que comúnmente se piensa, la mayoría de las bacterias no causan enfermedades. Todo lo contrario. Tienen funciones importantísimas en simbiosis con nuestro organismo. En el cuerpo humano, las bacterias se concentran sobre todo en la piel y el aparato digestivo. Ahí, mantienen a raya a otras bacterias que sí son perjudiciales. En nuestro intestino, además, son esenciales porque pueden sintetizar vitaminas.

 

Este artículo pertenece a una serie centrada en la Microbiología:

Autor

Javier Cantón
Javier Cantón, licenciado en Bioquímica y doctor en Virología, es profesor y divulgador científico.

Artículos relacionados

Ir a Arriba