Hepatitis grave en niños: qué se sabe

16/04/2022

Hepatitis grave en niños: qué se sabe

16 de abril de 2022

En las últimas semanas, el Reino Unido ha notificado un alarmante número de casos de hepatitis agudas en niños de origen desconocido. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) alertó el 12 de abril de la situación en un comunicado. De momento, sigue sin descubrirse la causa que provoca esta enfermedad. Afortunadamente, no hay víctimas mortales, aunque algunos niños han requerido hospitalización y trasplante de hígado.

Hepatitis y adenovirus

Recientemente publicamos un artículo hablando del riesgo real de hepatitis por una zoonosis. Un virus de ratón es capaz de dar el salto al ser humano y causar esta enfermedad. De momento, se han descartado los principales virus de la hepatitis A, B, C, D y E. También está descartado que pueda deberse a un efecto secundario de la vacuna frente al coronavirus, dado que ningún niño estaba aún vacunado contra la COVID-19. Sí que hay algunos infantes que han dado positivo a COVID-19 y a adenovirus, un virus que causa catarros, vómitos y diarrea. La hepatitis no suele aparecer como una consecuencia de estas infecciones salvo en algunos casos minoritarios tanto de adenovirus como de coronavirus.

Ictericia en ojo.

Niños afectados por hepatitis de origen desconocido

El vínculo epidemiológico entre todos los casos aún no está esclarecido, por lo que se requiere más tiempo para identificar el origen. El caso es llamativo por el número de afectados. Por ejemplo, en Escocia el número de hepatitis de origen desconocido suele ser de 4 al año. Sin embargo, en apenas 3 semanas se contabilizaron 5 casos en niños de entre 3-5 años de edad. Hasta la fecha hay 74 casos en Reino Unido, 3 en España y 9 aún por confirmar en Estados Unidos. La enfermedad está afectando a niños de hasta 5 años. Los signos que se han observado incluyen: ictericia, niveles altos de transaminasas (señal de destrucción de células del hígado), malestar y vómitos en las semanas previas.

Una de las explicaciones que se están barajando es que se hayan quitado restricciones rápidamente tras 2 años de pandemia. Un sistema inmunitario joven e inmaduro podría no estar preparado exponerse de repente a patógenos que causan típicamente enfermedades leves. De confirmarse, convendría revisar la idea de quitar mascarillas en colegios. También está sobre la mesa la idea de que se trate de un virus aún desconocido frente al que no haya aún una prueba específica. No está descartado tampoco que se deba a un adenovirus nuevo y más agresivo. En definitiva, es pronto aún para sacar conclusiones. Solo queda seguir vigilando e investigar.

Autor

Javier Cantón
Javier Cantón, licenciado en Bioquímica y doctor en Virología, es profesor y divulgador científico.

Artículos relacionados

Ir a Arriba