¿Ha mutado el coronavirus a algo más contagioso?

Hoy en Educaina vamos a analizar las últimas noticias acerca de una mutación descrita en la proteína S del coronavirus SARS-CoV-2 asociada a una mayor capacidad de contagio. Ha sido publicado recientemente en un repositorio de artículos no revisados por pares que vamos a desgranar para entender las conclusiones reales de esta mutación.

En general, los virus mutan de forma azarosa, sin un sentido concreto, por fallos en la maquinaria encargada de hacer copias de su material genético. Sin embargo, las mutaciones que mejoran su capacidad de replicarse son las que permanecen, y las que no, desaparecen. Si tomamos las medidas de seguridad apropiadas y se hacen más tests, estaremos “castigando” al virus cuando mute a algo más virulento. Si no, él hará lo que egoístamente mejor le venga, que es mejorar su replicación. Ojo, ¡mejorar la replicación no implica aumentar la virulencia!

El artículo publicado describe una mutación en la proteína S del virus. Esta proteína se encarga de reconocer la célula e introducirse en ella. La mutación, afirman los investigadores, se está asentando en la población, pero no hace más grave la enfermedad porque no afecta a la hospitalización de los infectados. Sí que parece indicar mayor carga viral, es decir “sugiere” una mejora de la replicación del virus.

Decimos que “sugiere” porque, dependiendo de cuánto tiempo lleve una persona infectada, la cantidad de virus va variando. No se puede comparar dos personas si una está recién infectada y otra lleva 1 semana. Sus cargas virales van a ser diferentes aunque sus virus sean genéticamente iguales. Hay que aplaudir esta prudencia científica.

Más adelante, los propios científicos indican que, como esta mutación está en una zona clave para el virus y para el diseño de vacunas y antivirales, hay que tenerla en cuenta en los procesos de fabricación. Y tienen razón. Pero se ha comentado que existe la posibilidad de que, si te infectas por la versión antigua del virus, puedes ser susceptible de re-infectarte con el virus mutado. Y esto es más complicado de sostener.

De momento es sólo una hipótesis muy bien armada que habría que comprobar científicamente. El virus va a seguir mutando y no se pueden empezar de cero cada vacuna o antiviral, dado que el virus muta más rápidamente de lo que tardamos en generar estos tratamientos. Hay que saber que se conocen casos de protección cruzada. Esto significa que tu sistema inmunitario es capaz de defenderse de un virus nuevo si se parece a algún virus antiguo frente al que generó anticuerpos.

De hecho, este otro artículo muestra cómo los anticuerpos generados frente al SARS-CoV-1 son útiles frente al SARS-CoV-2 (causante de COVID-19). Si funcionan pese a estar dirigidos frente a dos virus bastante distintos, deberían funcionar si el SARS-CoV-2 cambia un poco. Por tanto, en principio no hay razón para alarmarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: